Funerarias


Funerarias


Qué es una funeraria

La funeraria es la encargada de los trámites que se realizan tras la defunción y gestiona la tramitación y contratación de servicios como la cremación, el entierro y el velatorio.

¿Es posible contratar con una funeraria la tramitación, con otra la compra del féretro y con otra el traslado del difunto?

La tramitación del servicio en el tanatorio, la compra del féretro y el traslado del difunto al tanatorio las debe hacer la misma funeraria, ya que quien lo tramita es quien deposita el cuerpo en el féretro y conduce los restos. Lo que sí es posible es que otra empresa termine el servicio desde el tanatorio.

¿Qué servicios me ofrece la funeraria si decido velar al difunto en casa?

En dicho caso se ofrecen los mismos servicios excepto el traslado al tanatorio. El velatorio no es obligación, pero no se puede trasladar al difunto hasta pasadas 24 horas desde la hora indicada en el certificado médico de defunción ya que Sanidad no permite enterrar, incinerar o trasladar antes de haber transcurrido ese periodo.

Es por eso por lo que es necesario que el cuerpo esté en un lugar durante esas 24 horas que puede ser en el tanatorio, en casa o se puede dejar en el hospital donde se ha producido la defunción y hacer una salida directa desde allí.

Hay hospitales que disponen de velatorio o que permiten velar al difunto durante un tiempo determinado, lo que evitaría tener que contratar un tanatorio. En ese caso la funeraria se desplaza con el féretro y allí lo prepara.

En los domicilios ocurre lo mismo: la funeraria desplaza el medio de transporte con el féretro, la capilla, las flores y lo monta al gusto de los familiares del fallecido.

¿Se ofrecen servicios funerarios a otras religiones?

Aunque la religión mayoritaria en España es la Católica, las funerarias no se cierran a llevar a cabo rituales necesarios en cultos distintos. Por ejemplo, en familias que no quieren una cruz ni una imagen de Cristo, y que no requieren atención religiosa, una opción es una misa antes de la salida o bien un responso al llegar al cementerio o al crematorio. Y aunque las personas musulmanas suelen contactar con un especialista en la mezquita que se encargará de los lavados que su rito exige, también es necesario que una funeraria se encargue del traslado del cuerpo al cementerio musulmán.

Las funerarias se pueden adaptar a cualquier rito permitido en nuestro país. Lo que no ofrecen es velar en el domicilio durante 4 días sin ningún tipo de práctica tanatológica como ocurre en algunas partes del mundo. Pasadas 48 horas del fallecimiento habrá que plantearse un embalsamamiento o algún otro tipo de conservación.

¿Dónde finaliza la labor de la funeraria?

Tras el entierro, la empresa funeraria trata de hacer un seguimiento de la satisfacción de la familia por si les surge alguna duda o necesidad. Lo habitual es que un asesor familiar esté en contacto no sólo durante su estancia en el tanatorio sino durante los días siguientes.

¿Gestiona la funeraria algún certificado que falte?

Hay trámites posteriores como el certificado literal de defunción, la baja en la seguridad social o el certificado de últimas voluntades que puede realizar la funeraria aunque no lo hace directamente sino que lo deriva a una gestoría especializada en este tipo de trámites. Además, resuelven dudas que la familia pueda tener incluso pasado tiempo desde el entierro.

¿Qué otros servicios puede ofrecer una funeraria?

Aparte del féretro, el traslado y el velatorio se pueden ofrecer arreglos florales, coches de acompañamiento, recordatorios o cátering. Los coches de acompañamiento trasladan a la familia al cementerio en el caso de que no sepan dónde está o no deseen conducir, y posteriormente les llevan de regreso a casa o al tanatorio.

En las incineraciones la empresa puede entregar las cenizas en el domicilio, y también ofrecen no sólo la urna sino colgantes, mini urnas y relicarios en los que guardar una parte de las cenizas.

Los precios de los servicios funerarios

Los precios varían principalmente en función de si el enterramiento va a ser en un nicho o una sepultura. Cuando no se tiene sepultura ni seguro, la diferencia puede ser casi nula porque tanto en ciudades como en pueblos existen servicios bastante económicos.

¿Es necesario desplazarse a un tanatorio para contratar el servicio funerario?

No es necesario, pero se puede hacer. Lo más cómodo y que se hace más comúnmente es llamar por teléfono a la funeraria y desde allí ofrecen que un agente se desplace. Algunas funerarias también cuentan con oficinas fuera de su recinto.

¿Se puede pedir presupuesto funerario aunque aún no haya habido fallecimiento?

No sólo se puede hacer, sino que se recomienda. Así se podrá contar con información acerca de todas las opciones, sin ninguna prisa y sin la tensión de un momento tan delicado. Así se pueden tener en cuenta todas las cuestiones y valorarlas con tiempo.

Llámenos al 699 765 933, las 24 horas, y un asesor personal le atenderá inmediatamente.