Cremación


Cremación


¿Qué es la incineración?

La incineración o cremación es el proceso en el que un cuerpo es reducido a cenizas a través del calor. Este proceso se lleva a cabo en un horno crematorio que se encuentra específicamente habilitado para realizar esta práctica. Tras terminar la incineración, las cenizas se depositan en una urna que se entrega a la familia del difunto.

La Iglesia Católica, antiguamente contraria a la práctica de la cremación, la admite desde el año 1963.

¿Qué es un crematorio?

El crematorio es el conjunto de instalaciones destinadas a la cremación o incineración de los difuntos, y muchas compañías funerarias disponen de crematorios. Este servicio cada vez es más demandado por las familias de los fallecidos debido al cambio generacional, ya que mientras las personas más mayores suelen ser más tradicionales y no eligen esta práctica, los más jóvenes tienden a optar más por incinerar a sus seres queridos.

¿Qué es un columbario?

Se conoce como columbario al nicho destinado a contener las urnas con las cenizas del difunto. La definición procede de la Antigua Roma, donde se daba este nombre a los nichos que contenían las cenizas en los sepulcros familiares. La palabra procede del latín Columbarium, que significa palomar dada su similitud con los palomares.

¿Se puede utilizar el columbario si la familia decide dejar las cenizas en el cementerio en lugar de llevárselas?

Sí. Depende de la elección de la familia. Algunas familias deciden quedárselas en casa, otras deciden esparcir las cenizas en un lugar especial, y otras prefieren tener un lugar que visitar. Cuando se adquiere un columbario, este suele ser para varias urnas.

¿Es más económica una cremación que un entierro?

No necesariamente. Depende normalmente de si se dispone de un nicho o sepultura en propiedad o si hay que adquirirlo o alquilarlo. Los precios varían dependiendo de la zona geográfica, por lo que en algunos casos es más económico y en otros no. La diferencia de precios se da especialmente en poblaciones grandes, en las que el precio de compra o alquiler de nicho o sepultura tiene es bastante elevado y en ese caso la opción más económica es la cremación.

¿Se puede incinerar y recoger las cenizas el mismo día?
Aunque es posible, no es lo habitual y se permite en circunstancias puntuales. Todo depende del crematorio y del horario de incineración. Lo normal es recoger las cenizas al día siguiente, especialmente si la incineración se lleva a cabo en horario de tarde o de noche, y no todos los crematorios realizan incineraciones nocturnas. Pero se puede consultar al agente de la emporesa funeraria para que pueda buscar el crematorio que mejor se ajuste a esta necesidad. No hay que olvidar que para que la incineración se lleve a cabo deben haber transcurrido 24 horas desde el fallecimiento.

¿Es obligatorio asistir a la incineración?

No es necesario, pero lo que sí es imprescindible es que la documentación del crematorio haya sido cumplimentada a la perfección antes de que la incineración comience. La empresa funeraria facilitará toda la documentación específica del crematorio y se la hará llegar al personal del mismo una vez esté cumplimentada y firmada.

¿Se entregan las cenizas en el domicilio?

Sí. La funeraria envía las cenizas del difunto a la dirección comunicada si la familia así lo desea.

¿Qué hay que hacer para comprar un columbario cuando se tienen ya las cenizas?

En primer lugar es necesario elegir el lugar donde se va a comprar, que depende de diferentes factores como el precio, la cercanía al domicilio, los deseos del difunto o la religión. Los columbarios de algunas localidades se encuentran en cementerios parroquiales, sacramentales, civiles, municipales o incluso en iglesias. Algo que también debe tenerse en cuenta es el periodo de tiempo, si se trata de cinco años, diez o más. Una vez hecha la elección, sólo es necesario ponerse en contacto con el lugar elegido para solicitar la compra.

Llámenos al 699 765 933, las 24 horas, y un asesor personal le atenderá inmediatamente.